CÓMO DECORAR CON ALFOMBRAS

Un aspecto importante para decorar con alfombras es la posición de las mismas. Lo primero que debes hacer es centrar adecuadamente la alfombra considerando el objeto que deseas destacar o potenciar en el conjunto de la decoración. Por ejemplo, con un escritorio, con el sofá, con la mesa de centro,… Una vez hayas centrado la alfombra, debes tener en cuenta que no ha de quedar muy separada de la pared, pero tampoco muy cerca. Lo ideal es dejar unos 2 metros aproximadamente de distancia.

 

Lo importante es conseguir el punto óptimo. Una alfombra que está muy cerca de la pared, crea una sensación de ahogo, y hará que la estancia parezca mucho más pequeña. Pero si la separas en exceso, dará la impresión de que la alfombra no tiene el tamaño adecuado.

 

Consejos para la decoración con alfombras

 

No siempre es fácil usar las alfombras como objeto decorativo para la casa o para un espacio determinado. Pero vamos a darte algunos consejos para facilitarte la tarea y que el resultado sea bello, acogedor y confortable.

 

La cuestión más importante como término de partida es elegir el tamaño perfecto. Para escoger la alfombra ideal has de tener muy claro dónde vas a colocarla.

 

Si es el dormitorio, para definir las dimensiones correctas tendrás que tener en cuenta la medida de la cama. Un error muy habitual es elegir alfombras muy pequeñas, y en ese caso lo que se consigue es que la cama parezca más pequeña de lo que es.

 

Si tu cama tiene un tamaño de 135 cm o 150cm, la medida idónea para una alfombra es de 2,44 x 3.05 metros. Si se trata de una cama de 160 cm o más, debes elegir una alfombra que mida al menos  2.74 x 3.66 metros.

 

Si quieres poner una alfombra en el comedor, aquí la cuestión del tamaño es todavía más importante.  Si sueles cenar en el comedor, resultará muy poco práctico estar sentado y no poder mover las sillas porque se atasquen con la alfombra. Para que esto no ocurra, la alfombra que escojas debe ser lo suficientemente grande para que las patas de las sillas queden dentro de la superficie de la misma.  Si la mesa de tu comedor es de 90 x 140 cm, la alfombra debe medir aproximadamente 150 x 180 cm.

 

Si tu intención es decorar tu salón con una alfombra. Aquí la medida dependerá mucho de la distribución del espacio y las dimensiones. Lo fundamental es buscar una alfombra que quede bien en el conjunto general del salón y proporcione una atmósfera acogedora. Y para un resultado ideal, es que las patas frontales de las sillas y del sofá estén debajo de la misma.

 

La elección de los materiales de las alfombras.

 

Un punto importante para elegir alfombras son los materiales y los colores. Hay una amplia oferta en el mercado. Pero debes saber diferenciar las alfombras de calidad y que se adapten a la perfección a tu hogar. Saber escoger los materiales es fundamental para decorar con alfombras.  Puedes elegir el modelo de alfombra KOLA de piel de vaca multicolor en tonos claros. Mide 160 x 230, y es sin duda, un diseño original, cálido y muy elegante para poner en cualquier estancia de tu casa. Si te interesan más los tonos oscuros pero llenos de carisma y personalidad, puedes elegir el modelo KOLA multicolor con las mismas características que la anterior, pero con un estampado patchwork mucho más sobrio. La línea de diseño KOLA de alfombras incluye además una en tonos beige y otra con estampado de cuadros en colores claros. Para todos los gustos a nivel estético.

Para el salón y el dormitorio, es conveniente optar por fibras naturales como la lana, el yute o el algodón. En estas estancias, la alfombra aparte de otorgar calidez y armonía, cumple una función estética. Si antes te hemos recomendado alfombras de piel, ahora es el momento de pensar en fibras como la lana o la chenilla. La alfombra modelo SPIROS, está hecha en jacquard de chenilla gris y mide 160 x 230. El mosaico en patchwork que construye parece un montaje de diferentes tipos de suelos. También puedes elegir la misma alfombra pero en tonos azules. Otro modelo precioso para decorar tus suelos es la alfombra Klin, tejida a mano con pura lana virgen y de color gris.

En otras partes de casa como el baño o la cocina, las alfombras son más funcionales. Tienen una función más práctica, así que lo mejor es elegir materiales resistentes, duraderos y fáciles de limpiar, en este caso, las alfombras de vinilo son una estupenda elección.

 

No solo debes fijarte en los materiales a la hora de decorar. Los colores tienen un papel crucial. Por ejemplo, las alfombras con estampados oscuros, llamativos y recargados harán que una estancia parezca más pequeña. Pero si escoges alfombras con estampados de rayas, geométricos, lunares u otras formas, pueden convertirse en un foco de atención muy interesante especialmente para habitaciones que no destacan especialmente. Una buena recomendación de alfombra con diseño de rayas en color, es el modelo KLASS. Un diseño elegante a la par que casual, hecha en yute y seda al 50%.  En este caso, la alfombra es el toque decorativo que otorga estilo a una estancia.

Con estos consejos para elegir alfombra tu casa no solo estará más calentita en invierno sino tendrá un estilo rebosante de personalidad. 

 

 

Productos relacionados

Comparte este post

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento